Un oficio en extinción

El oficio de ascensorista, como muchos otros, se ha visto desplazado por la tecnología. En los elevadores de algunos edificios públicos caraqueños –que reciben mil doscientas personas diarias en promedio- hay todavía alguien que vigila el estado del tablero y se encarga de abrir y cerrar las puertas. Es un oficio con muchas mañas que para muchos resulta inútil. Y si no se le agarra el tumbado con humor criollo, puede ser aburridísimo. Ahora, la travesía seguro se vuelve entretenida si uno se pone en los “tacones” de una ascensorista de la Asamblea Nacional el día de la semana en el que suben y bajan más diputados.

Comments

  1. jajajajaja que bueno Marcy! Me gusta mucho el final. 20 puntos!

  2. Nunca pensé en encontrarme con algún trabajo sobre los ascensoristas. Y menos sobre uno de la Asamblea Nacional. Felicitaciones al equipo de Marcapasos.. Nunca dejan de sorprender con temas comunes abordados desde un ángulo distinto!

  3. Excelente la narración… muy divertido y ameno!!!

  4. EXCELENTE, MARCY! Me encanta el enfoque que le diste a esta crónica de algo tan simple y que muchos consideran un oficio muerto. Me gustaría en el futuro participar en este tipo de experiencias jajaja! Amor a ti y a Marcapasos <3

  5. marcy esta super tu experiencia y el video eres demasiado exitosa un besito me alegro por ti , se siente un orgullo el conocerte

  6. Bueníiiiiiiiisimo Marcy Alejandra, te felicito. Mireya lo máximo!

  7. jeje muy buen reportaje de un oficio que en verdad creo que solo se ve en los edificios de administración pública, muy bien Marcita.

  8. jajaja te felicito marcy excelente, parece mentira tantas cosas en la vida que no las adviertes, como este caso del ascensorista, nunca me había detenido en esta labor, la verdad que hay que tener buen humor, para estar tanto tiempo encerrado y no aburrirse o agotarse la paciencia, ahora tendré más en cuenta al ascensorista. Felicitaciones.

  9. Muy bueno Marcy que divertido tu reportaje !!! me encantó

  10. Muy Bueno el video.. me rei con los comentarios de la descripcion de los pisos..!!! excelente marcy!!

  11. Bueno y ameno relato, recuerda a Cantiflas en el Sube y Baja y Carlos Andres en su política de pleno empleo implento obligatoriedad de que todos los ascensores tuvieran sus ascensorista, un abrazo y muy sabroso tu comentario

  12. Esa sazón Marcy, tu típica vivacidad, hace ameno hasta al más insólito de los temas. Tres minutos y medio de risas, reflexiones y hasta una lección de historia. De verdad que éste es el periodismo que impresiona. ¡Grande, Marcy!

  13. Excelente historia Marcy, de verdad no sabes cuánto me alegra ver tu crecimiento profesional muy bueno… Felicitaciones. Ah, demás está decir que continúen contando este tipo de historias que tanto nos refrescan

  14. Exceelente Marcy… el piso 8 el numero de pinocho para comer topochos… jejejeje Excelente.. te admiro!!!!! un abrazoooo!

  15. Excelente amiga, lo que hacer un trabajo con amor… tanto para Mirella como para ti… jajajaja… un gran beso y mucho éxito…

  16. El reportaje está “Muy Marcy” hecho con creatividad y realismo. Felicitaciones Marcy, cuando somos capaces de colocarnos en el lugar del otro ganamos en humanismo y experimentamos la vida de manera distinta y podemos cambiar esquemas inadecuados y superar prejuicios.

  17. joel ascanio says:

    esa es mi amiga!!! marcy eres lo max…..te quiero mucho!!

  18. Gracias a todos por sus comentarios. ¡Fue increíble la experiencia! :)

  19. Hola Marcy. Gracias por esa manera tan fresca de contar la historia. Me gustó mucho.

Trackbacks

  1. [...] También pueden ver esta experiencia, a través de la página web de la revista Marcapasos: http://revistamarcapasos.com/en-mis-zapatos/un-oficio-en-extincion/ [...]

DEJA TU COMENTARIO |

*