Bernardo Tortolero Martin

Aparece en Caracas a finales de los setenta. Hizo karate, jugó fútbol, vio todas las películas de Indiana Jones, pintó en lienzos, pintó en paredes porque se enamoró. “Voy a ser médico psiquiatra”, dijo. Se va al Reino Unido. Regresa con el milenio y un rato después sale de Prodiseño con un título de Diseñador Gráfico y con la cabeza configurada como Comunicador Visual. Ejerció lo primero un tiempo y luego cambió a lo segundo. La publicidad lo recibe y se convierte en Director de Arte. Pasa la primera década del dos mil y se gradúa de periodista en la UCV. Ahora es también Redactor Creativo y sigue buscando algo, esta vez con la fotografía. “Creo que es una verdad, dice. Mi verdad, que se hace pública cuando muestro lo que consigo al disparar sin matar a nadie".

Por Bernardo Tortolero Martin: