“Me conecto con los que se quieren quedar”

Continuamos con la serie de minicrónicas para contar las historias de quienes siguen en Venezuela. Convencidos. Comprometidos. Aferrados. Historias de personas como Stefani Sahuquillo, cuyo norte es latir aquí, adentro. Esto es lo que responde cuando les preguntan: “Ah, ¿y tú todavía sigues aquí?” #LatimosEnVenezuela

STEFANI SAHUQUILLO, presidenta del Centro de Estudiantes de la ECS-UCV y de la Federación Venezolana de Estudiantes de Comunicación Social, 23 años, “Stefi” @stefanivsj

“Sé que voy a contracorriente ¿pero, por qué no me he ido? Porque mi vínculo con el país es político. Como presidenta del Centro de Estudiantes (de la Escuela de Comunicación Social de la UCV) todas las semanas, en algún momento, se me aguan los ojos por la cantidad de estudiantes que me preguntan cómo hacen para retirar una materia porque se van. Dejan la Escuela, la universidad, el país y eso me entristece. Pero sigo adelante y no me siento sola porque me conecto con los que se quieren quedar.

Eso sí, los que nos quedamos tenemos que asumir la realidad que vivimos pero no de una manera pasiva ¿Un ejemplo? Hacer de nuestras carreras universitarias un medio para generar cambios y no como un fin individual. Cuando alguien que está afuera me pregunta si sigo viviendo en Venezuela, digo que sí con convicción aunque a veces ni siquiera puedo explicar por qué me quedo. Solo siento dentro de mí esa responsabilidad. Es algo así como una vocación, la sientes o no. Y si esta es tu causa encontrarás la manera de llevarla a cabo.

La migración de mi familia ha sido un quiebre importante. Mis abuelos paternos se fueron a Panamá en 2007 y parte de mi familia materna comenzó a irse en 2010. Ya se han ido ocho primos y dos más nacieron afuera. Cada vez que alguno dice que se va, vuelve a aparecer este tema y me hacen replantear mi decisión. Pero una y otra vez no me veo con un proyecto de vida que no sea aquí. Yo no me puedo casar con una lucha social en España, por decir algo, porque no tendría ningún sentido para mí.

Soy caraqueña y la casa de mi abuela en Prado de María fue el centro de nuestra vida. Todos crecimos juntos por eso se sienten demasiado las ausencias. Ya no somos los mismos. Mis primos me preguntan ¿tú crees que tienes futuro allá? ¡Y claro que lo pienso y me da miedo! Pero estoy convencida de que hay demasiadas cosas por hacer y la verdad es que me encantaría formar parte de la generación que, una vez pasada la coyuntura, reconstruye las formas de llevar adelante el país.

Yo lo veo así: un ciudadano común tiene la posibilidad de incidir y transformar la realidad. Pero la realidad es durísima y muchas veces me confronta. Por ejemplo, mi madrina que ha sido mi inspiración por muchas razones, vive afuera y está muy orgullosa de mi morocha Oriana y de mí. Mi hermana estudia medicina y va a hacer su rural sin planes de salir del país. Yo cada vez me involucro más en la lucha social que tenemos que dar porque hay un divorcio de la ciudadanía con su entorno. Pero una vez mi madrina me dijo: ‘Stefani, tú quieres arreglar a Venezuela con tu varita mágica’. Y quizá sí. Puede ser porque estoy rodeada de personas que hacemos política estudiantil y nos conectamos con otros que están haciendo país; eso es lo que me interesa y es una de las razones por las que me quedo: hacer política pública porque estoy comprometida con la transformación social del país donde crecí”.

Stefi3selfie stefi

Continuamos con la serie de minicrónicas para contar las historias de quienes siguen en Venezuela. Convencidos. Comprometidos. Aferrados. Historias de personas como Stefani Sahuquillo, cuyo norte es latir aquí, adentro. Esto es lo que responde cuando les preguntan: “Ah, ¿y tú todavía sigues aquí?” #LatimosEnVenezuela
selfie stefi
selfie stefi
Stefi3
Stefi3

Comments

  1. REINA GUTIERREZ says:

    Aplausos a nuestra Fefi!!! Así es mi niña linda… Éxitos!!! Maravilosa ser de luz!!! Y sé muy bien que lo que dices es muy cierto… Eres, son el ejemplo a seguir…

DEJA TU COMENTARIO |

*