Golpe al pecho

Caminar dentro de la marea me quitó el miedo al mar. Observar la historia desde sus entrañas te quema la piel y te enfrenta a una realidad que pocos tienen el gusto de conocer. El rojo se ve más rojo si tu mirada pierde los prejuicios y lo entiende como un color más.

Tener una cámara en la mano y caminar por todo el 23 de Enero junto a la gente que más quería a Hugo Chávez, es una experiencia que, sin dudas y más allá del lugar común, te cambia la vida. Mi visión del conflicto en el que está sumido el país, nunca será la misma luego de vivir de cerca el dolor de los suyos.

Sin entrar en discusiones, sin cambiar mi postura, sin juzgar a ninguno de los dos bandos, el camino de Chávez al Cuartel de la Montaña fue un golpe al pecho. Fue compartir desde lo más genuino del sentimiento, un sufrir auténtico que, con sus matices, representa el amor de su pueblo.

Las valoraciones no entran en mi discurso. Tampoco cambia mi visión del proceso. Lo que sí me permite es entender, desde ese lugar de la disputa, que el apellido del líder de la revolución tiene en sus devotos la muestra más firme de lealtad y convicción que conocí hasta ahora.

FOTO: Octavio Sasso.
about.me/octasasso.
La familia real
La familia real

Una foto, de toda la familia Chávez, decora el corazón de una señora en El Calvario

El color de la sonrisa
El color de la sonrisa

Una niña, ataviada con los colores militares, luce orgullosa su boina “presidencial”

Firmes al comandante
Firmes al comandante

Un grupo de niñas, disfrazas con trajes militares, hacen honor al caído y le ofrecen su lealtad

Te amo, Chave
Te amo, Chave

La pintoresca bandera decora un balcón en el centro de la ciudad capital y despide al comandante

Se quema el 23
Se quema el 23

La salida, hacía la populosa barriada capitalina, pinta el Metro de los colores de su pasión

La marea que camina
La marea que camina

La gente que recorre el 23 de Enero para darle el último adiós al Presidente

El invencible, el invicto
El invencible, el invicto

El rostro del Presidente adorna paredes y calles con su típica seña de identidad

Bloque Venezuela
Bloque Venezuela

La bandera izada en uno de los bloques más populares de un barrio que late con vida propia

Corazón de su gente
Corazón de su gente

Entre las rejas, arriba o abajo, la fiel masa seguidora de Chávez, expresa su amor

Se va
Se va

Las pantallas gigantes mostraban, en medio de su gente, el camino del Presidente al Museo Militar

Murales que ven y sienten
Murales que ven y sienten

Los famosos murales del 23 de Enero son testigos, una vez más, de un revuelo popular

Los sigo viendo
Los sigo viendo

Los ojos de Chávez vigilan desde lo alto el camino de su pueblo

Hasta la victoria...
Hasta la victoria…

Mientras la ciudad es testigo de este histórico momento, la señora lee y recuerda a su líder

DEJA TU COMENTARIO |

*