Oro en el ático

Tras las santamarías tricolor de un viejo galpón en la parroquia Santa Teresa del oeste de Caracas, se hace política y se aprende a golpear. En la planta baja, la Fuerza Motorizada, otrora Círculos Bolivarianos de Motorizados, debate las prácticas socialistas de su oficio en sillas de mimbre. Arriba, donde se añejan ejemplares de los discursos de Chávez y Bolívar, hombres y mujeres suben al ring para aprender el arte de dar puños, de la mano de un bolivarense que fue monarca del peso ligero mundial hace treinta y dos años: José Ernesto “El Gato” España.

A este lugar, llamado Escuela de Boxeo Simón Bolívar, asisten quienes quieren hacer ejercicio, pero hay otros, como los hijos del entrenador, que se preparan para ser campeones. De hecho, peleadores de esta escuela han noqueado en encuentros extraoficiales a los campeones de Venezuela y del ALBA. Se podría pensar que tienen la gloria en sus manos, pero no. Hace falta patrocinio para hacer brillar el talento.
Este trabajo fue realizado durante el taller de Fotocrónica dictado por Iván González y convocado por Revista Marcapasos, en su serie de talleres Historias que laten. La curaduría de la fotogalería estuvo a cargo de Iván González.

Curaduría: Iván González.
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo
Boxeo

Comments

  1. Buenísimo el trabajo fotográfico. Éxitos Bernardo. Mi favorita, la número 7.

  2. Saludos Bernardo, excelente trabajo pero quede con ganas de ver mas…

  3. Juan Carlos López says:

    ¡Excelente fotocrónica!, excelente hallazgo de talento y valor en pleno ombligo de la urbe. Excelente trabajo fotográfico que nos muestra que el cerebro es el mejor equipo fotográfico jamás diseñado.
    ¡Felicidades Bernardo!

  4. Sergio Cotta says:

    Excelente trabajo, men. Lo que no me queda claro es si tú eres un X-Men o cómo es la cosa, porque yo he hecho varios talleres de fotografía y de ninguno sales con ese nivel, eso lo tiene uno de antes o te lleva un tiempón conseguirlo, así que no creo que hayas aprendido todo en ese curso nada más. Si es así, perdón, y pásenme el numero, no el del curso, sino el tuyo pa ver como lo lograste, jejejejeje.

    Por cierto, ¿la reseña que acompaña las fotos es tuya o de la revista? Porque he leído otros trabajos publicados en MarcaPasos y no tienen ese estilo. A menos que lo estén cambiando. Lo cierto es que me gusta burda sobre todo eso de “se hace politica y se aprende a golpear” que a veces parece que es lo mismo.

    Nada, bro. Pa lante y sigue fotografiando

  5. Sergio Cotta says:

    Hola, bro. Por que no publican mi comentario? Yo tambien quiero el pana me lea lo que le deje dicho y preguntado.

    Gracias, men

  6. Bernardo Tortolero Martin says:

    ¡Gracias a todos los comentaristas!
    A Sergio: Sí, el texto es mío. Me gano la vida escribiendo. Aciertas cuando dices que uno no se gradúa al salir de un curso. La fotografía es un eterno diálogo entre uno y el mundo. Pienso que uno se inscribe en el fotoperiodismo al salir de la casa, cuando uno va caminado con los ojos abiertos y la cámara lista para atrapar momentos que, por alguna razón, no queremos que sean olvidados.
    Saludos :)

DEJA TU COMENTARIO |

*