Dos horas subterráneas

No más de treinta kilómetros separan a Caracas de Los Teques, esa ciudad dormitorio –satélite, suburbio–, la más importante del estado Miranda. Pero para venir desde allí a la capital, y luego volver, los usuarios que viajan en transporte público (un promedio de cien mil personas) han de emplear hasta cinco horas de sus días para hacerlo. Para llegar a las ocho de la mañana, debes salir de Los Teques antes de las seis o no llegarás a tiempo. Eso porque el metro te facilita las cosas desde 2006 y ya no tienes que sufrir en las busetas y autobuses abarrotados el tráfico infinito de la carretera Panamericana. Ahora, aunque menor, vives la tensión de la hora pico bajo tierra. Hasta ciento veinte minutos sin ver la luz

Comments

  1. Dios! Me sentí completamente identificada. Qué te puedo decir yo vivo en Palo verde y tardo una hora, en el mejor de los casos, hasta mi trabajo que queda en Capitolio. Ni contar cuando estudiaba en la Ucab y tenía clases a las 7am. Era desde Palo Verde hasta Antímano.
    Los felicito por compartir este trabajo. Querido Angel 20 puntos por las fotos. Carlos creo que también he desarrollado un poder para identificar lo códigos del metro. Ojalá que hoy no haya retraso ni que nadie se suicide en el metro.

  2. Conchale, que triste como nos acostumbramos a ello, vivimos asi todos los dias y no hacemos nada solo seguimos asi y ya… Que triste me senti deprimida y todo .. jajajaja buen reportaje!

  3. Bien! Él contenido de la narración está interesante, la denuncia vale. (pero la dicción de la persona que narra deja mucho que desear, habla muy rápido, no entona ni da carácter donde debe. Sería preferible quitar el audio y poner subtítulos) Qué broma. Mi hijo se fue de Venezuela en gran parte por esa razón. El metro. Lo que debía ser una gran solución no lo fue siquiera a medias. En un país de los emiratos árabes llamado Dubay (lleno de gente conservadora y supuestamente atrasada), aprovechando la bonanza petrolera de estos años han invertido todos sus recursos en infraestructura moderna. Autopistas de 10 canales por cada lado, islas flotantes, hoteles maravillosos, un metro supermoderno, bellísimo, una verdadera obra de arte. La gente se ve felíz. La gente tiene porqué estar felíz.

  4. La parte II es más cutre: la gente huele peor, están más violentos, y si es viernes más de uno va “paloteado”

    Gracias por esos minutos de frustración compartida Carlitos ;)

  5. Muy bien hecho

  6. Excelente reportaje Carlos Luis, Te felicito!!! Recuerdo cuando estaba en la universidad y de las pocas veces que usé el metro, me pasaban todas esas situaciones que narras en el vídeo (la que no falla, es el arrecostón) ahorita que lo pienso, agradezco inmensamente a dios de que mi hermana pudo adquirir un carro y me daba la cola todo los días hasta ucv (aunque la cola en la panamericana no era nada fácil).

  7. ¡Qué identificada me siento! Por momentos quería quitar el video porque, cuando uno se enfrenta a este monstruo del internet, lo primero que quiere olvidar son las odiseas en El Metro de Caracas.
    Menos mal que el viaje era hasta Chacaíto y no hasta Palo Verde, Carlos.
    Ángel, como siempre excelente. Carlos, , aunque comprendo que querías dar una entonación de fastidio, por la historia que nos cuentas, no se te entendía mucho. Es la única observación.
    Buen dato el de la actividad E1.
    Un abrazo.

  8. “Siento un bulto y no voy pa’ la escuela”. “Mijo cómo vas a estar cansado, si apenas está comenzado el día, anda a trabajar”. La cruda realidad contada con ese toquecito de humor que caracteriza al venezolano. Necesitamos transporte aéreo urgentemente.

  9. Excelente reportaje Carlos!

  10. Bueno! La verdad la intención del video es lo que cuenta… Pero deja mucho que desear la manera en la que el narrador se expresa…. Parece que salio de la redacción del diario Ultimas Noticas! Muy coloquial para mi gusto. Por otro lado, el metro es lo que hay si es que no se tiene vehiculo o simplemente no se desea estar en una cola por horas. Creo que para las fallas que tiene el metro de caracas es uno de los mejores del mundo y asi las estadisticas lo afirman. Lamentablemente el retraso que persiste en el subterreano es gracias a la falta de conciencia de sus usuarios y sobre todo por el sabotaje que generan los trabajadores de este servicio. La mayoria de los retrasos son porque las personas no acatan las normas de entrar y salir y porque se inventan fallas en donde no las hay…. A pesar de todo los males, creo que el metro sigue y seguira siendo la principal fuente de transporte de zona metropolitana de venezuela.

  11. Buena idea, este es el camino para las crónicas “testimoniales”. Ya basta de tanta encuesta. Creo que los créditos de fotografía/locución al final están intercambiados. Hay que mejorar aspectos técnicos pero hay talento ahí para desarrollar.

  12. Arturo Chang says:

    Hola Sebastián, los créditos están correctos. Quien narra es Carlos Colmenares y las fotos son de Angel Zambrano, así aparece en los créditos. Agradecemos las críticas de todos, eso nos motiva a mejorar.

  13. Eulimar Núñez Socorro says:

    Creo que la confusión con los créditos es natural. Aunque no conozco a Carlos, sí conozco a Ángel, y la verdad es que lucen y hablan muy parecido.
    La ruta San Antonio de los Altos-Ucab la hice durante 5 años, levantándome a las 4:30 am porque entraba a clases a las 7. Eso sí: lo mío era mitad panamericana-mitad metro (no sé que es peor). Las 17 estaciones todavía me las sé de memoria y sí, fue una roncha total, que este trabajo me hizo recordar (¿o sufrir?).
    Al contrario de las opiniones anteriores, a mí sí me gustó la narración: rápida y con un tonito de desgano a la vez. Eso -me parece- que en lugar de restar, aportó. Abrazos y gracias.

  14. deberían darnos un premio. lo peor es que esa 1/4 parte de la ciudad de LT quiere vivir en una ciudad donde no cabe uno más. pero qué hacemos.

  15. Excelente vale…

  16. Muy buena historia, qué lastima que la locución sea tan terriblemente pésima. Hace que el trabajo pierda calidad… En los reportajes multimedia tienes que cuidar estos detalles, sino la gente simplemente cambia de página. Nadie va a perder tiempo escuchando a alguien que no se entiende lo que dice.

  17. Oh por Dios!!! y yo peleo porque paso 40 minutos en cola en Mérida…

DEJA TU COMENTARIO |

*